martes, 9 de diciembre de 2008

Sueñan.

Amigos, vivo en un paraje rodeado por bellas montañas, que son engullidas poco a poco, para fabricar áridos para la construcción, cemento, graba, piedra…

En esa cantera, como en todas ellas, las montañas de piedra son cambiantes….
Una tarde-noche, la combinación de la luna, las nubes, y aquella montaña, me ofreció una imagen de sueño.
Era el perfil de un gigante enterrado.
Soñaba, dormía, era como una roca silente y entregada al placer de la contemplación nocturna.
Obviamente, aquí había un dibujo que mostrar, un homenaje a aquella poesía visual azarosa y mágica…
Minutos mas tarde, la luz cambió, y aquella imagen sólo existía en mi mente…
Ahora, la comparto con ustedes, reinventada a mi modo, pero espero que con el mismo espíritu.

2 comentarios:

Marguerite dijo...

Para mi loco favorito:
------------------------------


Cambiante giró la luna aquella noche
Plata y doradas sombras enmudecían
Bajo la piedra a aquellos gigantes que dormían
En sueños de gloria y de derroche

Les hizo mutables una callada mano
Tropezando y venciendo a su deseo
Poco a poco mutilados se tornaron
En simples utillajes de recreo

Pero cuentan que en susurros
Algún loco los escucha
Voces pequeñas para gigantes mudos
Que se sientan a mirar tras cada nube

Y su poesía aún resuena en la cantera
Allí donde aún todo es posible y todo es nuevo
Llegando a los locos corazones que dibujan
Los sueños de aquellos que nunca existieron

Eloise Embrujada dijo...

Mmmm....maravilloso y onírico...qué decir...?