miércoles, 18 de marzo de 2015

"El Rapto de Europa".

Saludos a todos.
Aunque alimento poco este blog, por aquí seguimos, intentando en la medida de nuestras posibilidades, nuestra energía variable y nuestros recursos limitados, finalizar proyectos, obras, ideas que un día se iniciaron y por entresijos del destino quedaron postergadas.
Tal es el caso de "El Rapto de Europa", obra dibujada en el 2011, y a la que sometí a un encierro obligado de cuatro añazos, casi nada...
Lamentablemente, el discurso que se genera al observar a esta anciana tejiendo esa bufanda que asesina  con lentitud y crueldad al pobre toro, sigue siendo un discurso de plena actualidad.
La crisis, que quieran o no quieran,  vino para quedarse, ya forma parte de ese tejido colectivo, infiltrada en  nuestro subconsciente, ingrata y tan real como el sol que sale cada día, la crisis no es mas que el resultado de demasiadas partidas al parchís, jugadas con trampa-nocturnidad y alevosía-, por parte de unos pocos que durante años movieron hilos, demasiados hilos en este teatro de marionetas que es en definitiva la economía mundial.
 La "vieja Europa" teje una bufanda que impide respirar al pobre toro (representada por esa escultura publicitaria, convertida en icono patrio como lo fueron durante tantos años las imponentes y transgresoras siluetas de aquellos toros de Osborne, que cortaban el horizonte con su perfil espectacular e inconfundible, coronando las crestas de montículos elevados en zonas estratégicas, en aquellos años de autopistas sin peaje y carreteras comarcales dominadas por gasolineras, establecimientos de llamativas lucecitas de neón y rotondas primitivas.)
El pobre toro agoniza, le viene justa la dichosa bufanda que engloba a los "estados miembros".
No obstante, la pulcritud y dedicación de la anciana da que pensar.
Es posible que de sus dedos surja la posibilidad de añadir unas "cuantas-cuentas-más"  al ancho total y añada algo de holgura a la bufandita azul-estrellada...
Y es que, necesitamos aire, oigan.
Aire, tiempo.
Tiempo para pensar. Pensar sobre que es lo que hacemos.
Reflexionar sobre que es lo que hicimos.
Pensar, proyectar un plan.
Déle abuela, dele holgura a la bufanda...!!
Pero por favor, sea generosa y no apriete tanto...que aún le queda madeja de sobra.

 

4 comentarios:

berny dijo...

onde quedo la ranita al final?

Pepe Valera dijo...

hola Bernarda.
La rana junto con el mate las borré, por recomendación de un periodista.
De alguna manera eran elementos que despistaban respecto al mensaje principal de la obra, que es el de la "crisis europea", y en particular en España.
Un abrazo.!

antonilópez dijo...

Hola Pepe. Mi incansable amigo Pepe Valera. Veo que sigues con tu inmensa paciencia tejiendo tus obras casi infinitas y consiguiendo unos resultados casi mágicos.

Es una pena que pase el tiempo y que no nos veamos mucho. Tenemos que quedar.

Un abrazo.

Pepe Valera dijo...

Toni, a ver si te veo una tarde de estas. Sin falta.!!!!